El intenso debate que hundió el referendo antiadopción gay

Fuente: El Tiempo

Fecha: 11 de Mayo de 2017



En medio de una candente sesión de más de nueve horas, en la cual abundaron los argumentos a favor de la comunidad LGBTI y en defensa de los derechos de los viudos y los solteros, la Comisión Primera de la Cámara dejó el miércoles a salvo la posibilidad para que estas personas puedan adoptar en Colombia.

La célula legislativa rechazó el proyecto de ley que convocaba a un referendo para que los colombianos decidieran si las parejas del mismo sexo podían acceder o no a la adopción, algo que se había extendido a los solteros.

Como pocas veces, el recinto de la Comisión se vio colmado por defensores de una y otra posición, senadores, asesores de congresistas, curiosos y medios de comunicación, los cuales vieron reducido el espacio para cumplir con su labor.

La férrea defensa que hicieron varios congresistas para que se respetaran los derechos de la comunidad gay y de los solteros llevó a que 20 representantes negaran el proyecto, que tuvo un apoyo de 12.

Antes de la votación, el vocero del comité promotor del referendo, Carlos Alonso Lucio, había anunciado que su movimiento apelará ante la plenaria. “El miércoles 17 (…) convoco a esos 2,3 millones de colombianos (que firmaron) a que nos movilicemos y hagamos un plantón, a las 12 del mediodía, para que la movilización democrática, pacífica y profunda, en nuestra condición de ciudadanos, sea respetada”, propuso.

La senadora liberal Viviane Morales, autora de la iniciativa y esposa de Lucio, dijo en medio del debate que en su referendo no se había hablado “contra las personas con una orientación sexual diferente”.

"Cuando una comunidad de personas decide llevarse un niño para darle amor, solidaridad y respeto, ahí podemos encontrar una familia"

Familia

Una de las primeras intervenciones que puso el dedo en la llaga fue la de la delegada de la Procuraduría, Ángela Patricia Téllez, quien dijo que una familia “no es más que un concepto jurídico” y que se ha determinado que para que esta exista debe haber lazos de amor y solidaridad.

“Cuando una comunidad de personas decide llevarse un niño para darle amor, solidaridad y respeto, ahí podemos encontrar una familia”, afirmó la funcionaria.

El Gobierno, que envió a dos de sus ministros y una de sus viceministras, ejerció una cerrada defensa de los derechos de los solteros y viudos, quienes también se habrían visto afectados por esta iniciativa.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, afirmó que “excluir” a los solteros de la adopción era “inaceptable” y agregó que “decir que una persona soltera no puede formar a un niño o conformar una familia” no es “ajustado a la realidad”.

El rechazo del Gobierno al proyecto fue manifestado también por Alejandro Gaviria, jefe de la cartera de Salud, quien aseguró que ese referendo no era “conveniente para los niños” y que “no se han identificado riesgos para la salud y el bienestar de los menores” derivados de las adopciones por parejas del mismo sexo.

Por momentos, el debate se elevó de temperatura. Albeiro Vanegas, de ‘la U’, dijo: “Me siento incapaz de tomar el poder que me dieron los ciudadanos para eliminar socialmente a cinco millones de colombianos”.

El representante a la Cámara por el Centro Democrático Edward Rodríguez sentó la posición de su partido, la cual es darles la oportunidad a los ciudadanos para que se pronuncien. Sin embargo, dijo que no está “de acuerdo con que a los solteros se les prohíba constituir una familia”.

Su colega por Alianza Verde Angélica Lozano cuestionó que ese referendo se estuviera haciendo “para impedir que 22 solteros y cuatro parejas del mismo sexo adoptaran un niño”.

Liberales y conservadores se dividieron para la votación de esta iniciativa. Por el liberalismo habló su vocero, Julián Bedoya, quien dijo que aunque la bancada respetaba la iniciativa de Vivian Morales, su copartidaria, esa iniciativa no se igualaba con “derechos fundamentales” que se estarían violando con esta. Y Pedrito Pereira, representante conservador, afirmó que un referendo “no es el mecanismo” para “tomar esta decisión”.

"Me siento incapaz de tomar el poder que me dieron los ciudadanos para eliminar socialmente a cinco millones de colombianos"

Lo que viene

Tras el hundimiento del proyecto, el vocero del comité promotor de este referendo, Carlos Alonso Lucio, dijo que insistirá ante la plenaria de la Cámara para aprobar la iniciativa. Señaló que el artículo 166 del reglamento del Congreso indica que “negado un proyecto”, su autor podrá “apelar la decisión ante la plenaria” de la corporación.

Esta deberá nombrar una comisión que “decidirá si acoge o no la apelación”. Si se acepta, el proyecto podría ser tramitado en otra comisión. En caso contrario, se archivaría.